La Experimental se desespera

Los vecinos critican que las subvenciones públicas no terminan de llegar y que siguen sin tener plazos para poder hacer las esperadas obras. Advierten que las condiciones de vida son cada vez peores en esta colonia de los años 50.

Desesperación, impotencia y sentimiento de engaño casi a partes iguales. En eso se han convertido las grandes expectativas que se crearon los más de 700 vecinos de la colonia La Experimental (construida a finales de los años 50 en Villaverde Alto) de conseguir mejorar la dignidad de su barrio con la llegada de la nueva Corporación municipal de Ahora Madrid en mayo de 2015. Pasa el tiempo y no ven el momento de iniciar las ansiadas obras, de iniciativa privada con ayudas públicas, que acaben con infraviviendas algunas de apenas 25 metros, con persistentes humedades que ponen en jaque su salud, con contadores de la luz al aire libre y con una red de saneamiento casi destruida.

Ana Alonso, miembro de la comisión vecinal de la colonia, dice que de los 28 bloques de La Experimental, los que se encuentran en peor situación son los situados en las calles de Monterde y Escandón. "Teníamos la esperanza de que las obras pudiera empezar en abril, pero como están las cosas a día de hoy...", se lamenta.

Alonso culpa de sus males al Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) del Ayuntamiento. "Depende de que haga sus deberes. Aceptamos un plan especial, que al principio no nos gustaba, que contempla la demolición de solo 121 de las 408 viviendas, aunque pensamos que la colonia no está para rehabilitar nada. Hemos cumplido el cronograma planteado, ellos no", comenta. "Como siga así, acabamos en un barrio marginal", añade al tiempo que advierte que se está produciendo un éxodo de vecinos. "Algunos pisos ya se han vendido hasta tres veces aunque las calles están sin asfaltar. Se han hecho reformas completas y a los tres meses hay humedades hasta en los muebles", concluye Alonso.

Los residentes denunciaron esta situación en el pleno de febrero de Villaverde, mantuvieron una reunión con su edil, Guillermo Zapata, el 3 de febrero y no descartan futuras movilizaciones.

TODAVÍA LEJOS

Fuentes de DUS adelantan a GENTE que prevén tener lista la convocatoria de ayudas del Fondo de Reequilibrio Territorial (FRT) y del Plan Madre de rehabilitación para la colonia a comienzos de abril. E insisten en que "no todo el mundo quiere demoler".

"Los vecinos deberán presentar sus solicitudes y luego el proyecto. Habrá que estudiar la documentación y ver también qué ayudas les pueden corresponder del plan de rehabilitación de Fomento. Una vez que tengan las subvenciones, el 50% se abonan por adelantado, tendrán que tener la licencia para empezar las obras", concluyen.
 
Fuente: Periódico Gente